La Ciudad Prohibida de Pekín, China

La Ciudad Prohibida de Pekín (que de prohibida le queda poco)

Escribir sobre mi recorrido de un mes alrededor de China y no hablar de las impresiones y sensaciones con las que me fui del pa√≠s ser√≠a dejar el post vac√≠o, inconcluso. Como intentar explicar paso a paso una receta de cocina sin hablar de sus aromas, texturas o sabores. Al fin y al cabo, el recorrido lo disfrutas durante el tiempo que viajas, pero las sensaciones perduran y acompa√Īan los recuerdos m√°s all√° del √ļltimo bocado.¬†Y China es¬†en s√≠ un c√ļmulo de culturas, donde cada provincia tiene su propio dialecto, su propia etnia, su propia gastronom√≠a y sus propias tradiciones. Pero es tambi√©n un pa√≠s dif√≠cil, donde poca gente habla ingl√©s y donde es f√°cil que se te identifique como turista.

Honestamente, aterrizar en Shanghai y empezar mi viaje en China fue una ducha de agua fr√≠a. Despu√©s de haber vivido en Jap√≥n durante medio a√Īo, pens√© que Shanghai, con esa apariencia de ciudad futurista, tendr√≠a algo m√°s en com√ļn con Tokio o cualquier otra ciudad nipona, pero las diferencias culturales eran insalvables. Unas horas paseando por The Bund y la zona de las concesiones, a orillas del Huangpu, bast√≥ para ser abordado por una treintena de tipos al grito de "¬ŅRolex? ¬ŅiPhone? ¬ŅMassage? ¬ŅSexy massage? ¬ŅLady massage? (t√≠o, ¬Ņde verdad crees que me apetece un masaje con final feliz a las 4 de la tarde?). Tampoco ayud√≥ el tr√°fico ca√≥tico, los escupitajos al suelo en sitios cerrados, o las malas maneras en algunas tiendas. En general, acostumbrado a la impecable educaci√≥n japonesa, fue todo un shock.

Tanto en Shanghai como en Pek√≠n intentaron timarme varias veces, pero ven√≠a con los deberes hechos y ya me los conoc√≠a de antemano: En el primero, el timo de la ceremonia del t√©, una pareja de chinos j√≥venes que se hac√≠an¬†pasar por turistas me¬†pidieron que le hiciera¬†una foto, usando eso para iniciar una conversaci√≥n e invitarme a una "famosa" ceremonia del t√© en un local cerca de all√≠. Obviamente ellos est√°n compinchados con el local, y al acabar la infusi√≥n te encuentras con una factura de unos 50-60‚ā¨. ¬°Paaam! Cara la broma, ¬Ņeh?. El otro timo m√°s frecuente, el de las estudiantes de arte, me lo intentaron hacer en Pek√≠n: Dos chicas j√≥venes se me acercaron y empezaron a hablar conmigo con la excusa de que quer√≠an practicar el ingl√©s. Obviamente yo s√© que no soy tan guapo como para que me entren a pares, as√≠ que ah√≠ ya sospech√© algo. La conversaci√≥n sigue hasta que te dicen que son estudiantes de arte y que exponen en un local cerca de all√≠, momento en el que¬†te llevan a una galer√≠a para que compres piezas de arte originales que en realidad est√°n impresas en masa.

Tambi√©n podr√≠a hablar de cuando tuve que perseguir por toda la terminal de ferris de Hong Kong a un chino cabr√≥n que me dio el cambiazo a mi billete a Macao, pero supongo que a estas alturas te estar√°s imaginando que las sensaciones con las que me fui de China no fueron nada buenas. Todo lo contrario. Juzgar a toda la naci√≥n China¬†por un pu√Īado de ga√Īanes ser√≠a tan injusto como hacerlo con los espa√Īoles por culpa de algunos carteristas del metro de Barcelona. Lo triste es que si te mueves √ļnicamente por los sitios m√°s tur√≠sticos de las ciudades m√°s conocidas, esa es la impresi√≥n que te llevas.

A¬†lo largo de mi paso por China¬†conoc√≠ gente incre√≠ble, abierta, desinteresada y con ganas de aprender de m√≠ y de mostrarme su cultura.¬†En el tren nocturno de Pek√≠n a Xian, por ejemplo, estuve hablando¬†una chica que sab√≠a algo de ingl√©s. Cuando llegamos a Xian, pas√≥ el d√≠a conmigo ense√Ī√°ndome su ciudad, la comida t√≠pica, los puestos callejeros, monumentos... Incluso me acompa√Ī√≥ a visitar los Guerreros de Terracota, explic√°ndome su historia. En otros sitios, sobretodo en las ciudades interiores que son menos tur√≠sticas, otros chicos se acercaban a mi para invitarme a beber y hablar con ellos. De hecho en una discoteca de Guilin acab√© extremadamente borracho ligeramente perjudicado por no querer rechazar ninguna de las invitaciones.

A veces ni siquiera el idioma es barrera para establecer conexiones humanas. Durante otro de los trenes nocturnos me pas√≥ algo "gracioso". Al subir al tren ayud√© a una mujer a colocar su maleta en el reposamaletas y, al cabo del rato, mientras com√≠an, se me acerc√≥ sonriente y me ofreci√≥ una bolsa de papel abierta. Ah√≠ que met√≠ yo la mano y saqu√©... ¬°una garra de gallina! La situaci√≥n es la siguiente: Un tren con 1500-2000 chinos donde yo era el √ļnico extranjero; medio vag√≥n observ√°ndome¬†y esperando mi reacci√≥n; la mujer mir√°ndome ilusionada por haber compartido conmigo parte de su manjar; y yo contemplando¬†la enclenque garra, con una enorme sonrisa forzada, sin saber muy bien si darle un mordisco o rascarme la espalda con ella. Al final opt√© por lo primero y quedaron todos contentos (menos yo), todo sin intercambiar ni una sola palabra.

Podr√≠a seguir poniendo ejemplos, y muchos, pero la idea seguir√≠a siendo la misma: Cuando viajas, t√ļ eliges el recorrido, pero tambi√©n tu actitud y la manera de recorrerlo. Y cuando tu actitud es abierta y receptiva, la gente lo percibe, y es entonces cuando viajas de verdad. China es un pa√≠s incre√≠ble que, como la foto que encabeza esta entrada, est√° oculto bajo una niebla de prejuicios y desinformaci√≥n. He visto paisajes y arquitectura que por s√≠ solos hacen que valga la pena la visita, pero con lo que me quedo es con la gente, con las an√©cdotas y con las dificultades, que han sido muchas. Sin duda, una experiencia.

---

PD: Sigo en Chiang Mai, Tailandia, el segundo pa√≠s en mi viaje alrededor de Asia. Escribir√© un post sobre la vida aqu√≠ y por qu√© me gusta tanto esta peque√Īa ciudad del norte. Tambi√©n quiero escribir sobre las sensaciones despu√©s del retiro de meditaci√≥n de 10 d√≠as, sobre¬†c√≥mo han cambiado mis prioridades a lo largo de estos √ļltimos a√Īos/meses, o sobre temas que me suelen preguntar mis amigos (c√≥mo es viajar solo, c√≥mo trabajo, qu√© llevo en la mochila, etc.). Me he comprometido a escribir 1-2 entradas por semana, pero voy soltando cosas por Facebook o Twitter m√°s a menudo. ¬°Ah! Y subscr√≠bete si a√ļn no lo has hecho ūüėČ

Mapa del recorrido de mi viaje de un mes por China.

Mapa de mi recorrido en China.

En abril comencé mi viaje por Asia recorriendo China. Aprovechando que tenía que hacer escala en Shanghai, decidí sacarme el visado de turista de 30 días y exprimirlo al máximo. Obviamente un mes no es suficiente para disfrutar de toda China, pero salí del país con buenas sensaciones. Mi idea era poder disfrutar tanto de la parte tradicional e imperial de China, visitando Pekín y Xian, como de la parte más moderna, representada por Shanghai y Honk Kong. Al mismo tiempo quería poder adentrarme en el interior del país y sumergirme en las zonas más rurales y ciudades menos turísticas. En esta entrada me centraré en el recorrido, y dejaré las impresiones para la siguiente.

Me mov√≠ (excepto el vuelo Shanghai - Pek√≠n) √ļnicamente en tren, la mayor√≠a trenes nocturnos donde pasaba la noche en una litera. El recorrido nunca lo llegu√© a tener planeado del todo, y de hecho quer√≠a haber tenido tiempo de visitar la provincia de Yunnan, pero prefer√≠ disfrutar con calma de los sitios que visitaba antes que intentar recorrerlo todo sin tener un momento de calma. Dependiendo de las primeras impresiones que ten√≠a de la ciudad a la que llegaba decid√≠a cuantas noches iba a pasar en el albergue, y el √ļltimo d√≠a reservaba el billete de tren y el alojamiento¬†en la siguiente ciudad. Lo √ļnico fijo era el vuelo de salida desde Hong Kong un mes m√°s tarde.

Shanghai

Skyline de Shanghai desde The Bund.

Skyline de Shanghai desde The Bund.

Aterricé en Shanghai y en esta ciudad pasé 6 días, alojado en casa de mi amigo Juanan. Más que atracciones específicas lo mejor de esta ciudad es caminar por sus distintos barrios y disfrutar del ambiente. Te puedes encontrar en medio del centro financiero, rodeado de rascacielos impresionantes, y luego perderte por las callejuelas de la antigua ciudad. Lo que menos me gustó es la cantidad de timadores y embaucadores que hay en las zonas más turísticas, que llega a agobiar bastante. Empiezan ofreciéndote Rolex falsos y acaban con masajes con final feliz. En esos tramos me ponía los cascos y a mi rollo.

Hangzhou

Barcas en el Lago Oeste de Hangzhou.

Barcas en el Lago Oeste de Hangzhou.

Uno de los días en Shanghai me escapé a visitar la ciudad de Hangzhou, a hora y media en tren. Pese a que estoy seguro de que la ciudad tenía muchas más cosas que ver, dediqué todo el tiempo a disfrutar del Lago Oeste y pasear por sus alrededores. Al fin y al cabo, no todo es tachar atracciones de la lista.

Pekín (Beijing)

Bosco Soler caminando la Gran Muralla en Mutianyu, China

Caminando la Gran Muralla en Mutianyu, China

Llegué a Pekín en avión desde Shanghai, aunque otra opción es ir en el tren de alta velocidad que une las dos ciudades en apenas 5 horas. En la capital hay mucho que visitar: La Ciudad Prohibida (el palacio imperial de la dinastía Ming), El Palacio de Verano o El Templo del Cielo son algunos de los edificios o complejos históricos más famosos. También me dio tiempo de ver algo de arquitectura contemporánea (como la Villa Olímpica), visitar el distrito de arte 978  y la obligada escapada a la Gran Muralla. Impresionante.

Xian

Guerreros de Terracota de Xian (Sala 1).

Guerreros de Terracota de Xian (Sala 1).

M√°s de 12 horas en tren nocturno me separaban de Xian. En el trayecto conoc√≠ a una chica que hablaba m√°s o menos bien ingl√©s y que me acompa√Ī√≥ a ver los Guerreros de Terracota,¬†un conjunto de m√°s de 8000 figuras de guerreros y caballos de¬†Terracota a tama√Īo real que fueron enterradas en el mausoleo del Primer Emperador Qin, el emperador que unific√≥ China. La imagen no hace justicia, porque s√≥lo revela una parte de una de las fosas, pero cada estatua es distinta del resto. El conjunto es incre√≠ble. Aparte de eso la ciudad de Xian tambi√©n tiene su atractivo, aunque apenas pas√© un d√≠a all√≠.

Chengdu

Pandas haciendo el panda en Chengdu.

Pandas haciendo el panda en Chengdu.

A partir de aqu√≠ comenz√≥ de verdad la aventura en China, ya que tanto en Shanghai como en Pek√≠n conoc√≠a a gente, adem√°s de que los hostales estaban llenos de occidentales por ser ciudades m√°s conocidas. En Chengdu, sin embargo, pod√≠a pasar una tarde paseando por el centro sin ver ning√ļn otro extranjero. Algunos adolescentes se acercaban a hacerse fotos conmigo o a saludarme. La ciudad¬†en s√≠ no tiene nada especialmente conocido, pero me dio muy buenas sensaciones y me gustaron sus jardines, as√≠ que decid√≠ quedarme una noche m√°s en la que en teor√≠a era una ciudad de paso en mi ruta. Aprovech√© para visitar el Centro de Cr√≠a de Pandas,¬†en las afueras de la ciudad. No me suelen gustar los zoos, pero este centro est√° dedicado a evitar la extinci√≥n de los pandas y es inmenso.

Chongqing

Centro de Chongqing, China

Chongqing, ciudad de contrastes.

Chongqing, que probablemente no te sonar√° de nada, es la ciudad m√°s grande en el interior de China con unos 30 millones de habitantes (s√≠, m√°s de la mitad de Espa√Īa).¬†La ciudad en s√≠ me pareci√≥ un aut√©ntico¬†mar de horribles torres residenciales, pero me gust√≥ sumergirme de lleno en la cultura asi√°tica, perderme por sus barrios¬†y mercados, o pasear por sus calles observando el estilo de vida de sus habitantes. Mientras, ellos se preguntaban qu√© carajo hac√≠a un turista por esos sitios.

Guilin

Vista de Guilin desde uno de los picos.

Vista de Guilin desde uno de los picos.

Guilin es una pasada. Es uno de los destinos tur√≠sticos m√°s conocidos dentro y fuera de China,¬†y por una buena raz√≥n. La ciudad, relativamente peque√Īa hablando en t√©rminos chinos, est√° rodeada por dos r√≠os y emplazada entre escarpadas monta√Īas de piedra caliza. Es perfecta para hacer senderismo por los alrededores y visitar, entre otros muchos escenarios, las terrazas de arroz de Longsheng.

Hong Kong

Barcas pesqueras en la Isla de Cheung Chau, Hong-Kong.

Barcas pesqueras en la Isla de Cheung Chau, Hong-Kong.

Llegu√© a Hong Kong a una semana de tomar el vuelo de salida a Tailandia. Hong Kong es (junto a Macao) una de las regiones administrativas especiales de China, y fue colonia brit√°nica hasta 1997. Debido a ello es una ciudad enormemente multicultural, y uno de los principales nexos de la econom√≠a mundial. Menos mal que me aloj√© en casa de mi amigo Na√Įna,¬†porque los albergues en HK costaban alrededor de 20-25‚ā¨ los m√°s baratos, mientras que en el resto de ciudades en China hab√≠a estado pagando entre 3 y 5‚ā¨. Adem√°s de pasear por las calles de la metr√≥polis, visitar algunas exposiciones y salir de fiesta por zonas donde parec√≠a que estaba en cualquier otra ciudad occidental, tambi√©n tuve tiempo para escaparme a alguna de las tranquilas islas de los alrededores.

Maca0 (Macau)

Plaza del Senado, en el centro histórico de Macao.

Plaza del Senado, en el centro histórico de Macao.

Uno de los d√≠as √ļltimos d√≠as en Hong Kong lo emple√© en visitar Macao, el Las Vegas asi√°tico. Un ferry enlaza las dos ciudades en apenas una hora, y no necesit√© mucho m√°s que una tarde para darme una vuelta por el centro hist√≥rico de esta antigua colonia portuguesa y visitar The Venetian, el casino m√°s grande del mundo. A√ļn as√≠ es curiosa la mezcla de los remanentes de la¬†arquitectura colonial europea con las nuevas construcciones chinas.

---

PD: Todas las fotos las he tomado con un iPhone 5S. Es incapaz de hacer buenas fotos de noche, pero de día y con buena iluminación da el pego y me ahorra el peso de llevar una buena cámara.

PD2: Si te has planteado¬†un viaje al gigante asi√°tico espero que este recorrido¬†te haya servido como gu√≠a base. Yo no cambiar√≠a nada del trayecto, y quiz√°s en un segundo viaje visitar√≠a la parte oeste, incluyendo el T√≠bet y la provincia de Yunnan. Y si nunca te has planteado visitar China, en la segunda parte de la¬†entrada hablar√© de mis impresiones recorriendo el pa√≠s. Subscr√≠bete a la lista de correo¬†para no perd√©rtela¬†ūüėČ