Por qué las mejores ideas se nos ocurren en la ducha

Si pudiese ver un informe estadístico de los lugares donde surgen las ideas que se me van ocurriendo, el primer lugar sería, sin opción a dudas, la ducha. Y estoy seguro de que no sería el único.

¿Por qué pasa esto? Le he dado vueltas al tema —en la ducha, por supuesto— llegando a la conclusión de que quizás la ducha sea la última frontera natural que nos separa del ruido y la distracción continua.

Porque, ¿cuánto tiempo dedicamos al día a no pensar en nada en concreto? A dejar que la mente vague sin rumbo, a aburrirnos, a pensar sin ningún objetivo concreto. A divagar.

Cada vez nos cuesta más no hacer nada. Sacamos el móvil mientras esperamos el bus, mientras esperamos a que nuestra pareja vuelva del aseo... o mientras estamos nosotros. ¡j*der!, ¡no recuerdo cuándo fue la ultima vez que vi una película entera en casa sin mirar el móvil!

En piloto automático y con una velocidad de pulgar sorprendente voy abriendo y cerrando WhatsApp, Facebook, Instagram, Twitter... Da igual que haya hecho el mismo recorrido hace 10 minutos.

Vale, siempre hemos sido unos consumidores natos, pero nunca lo habíamos tenido tan fácil y accesible hasta que nos lo hemos metido en el bolsillo. Y sí, es genial resolver cualquier consulta en segundos pero, ¿qué espacio queda para que surjan las ideas cuando mantenemos la cabeza bombardeada ininterrumpidamente con estímulos externos?

Consciente de esto, cada vez son más los momentos, días o semanas enteras que me fuerzo a dejar el móvil en casa y permito que surjan de manera natural esos momentos de aburrimiento, curiosidad y reflexión que mantienen viva la mente.

Porque si no hacemos esto, ¿dónde surgirán las ideas ahora que los móviles son resistentes al agua?

* * *

PS: Este sábado 20 estaré por Madrid participando en la mesa de expertos que Joan Boluda ha organizado en su evento anual de marketing online. Si vas a asistir no te vayas sin saludar.

PD1: Publico una newsletter semanal que reciben +4,000 suscriptores con reflexiones como estas y recursos para emprender en remoto. Recíbela tú también cada domingo:
PD2: ¿Te mola? Compártelo ✨

3 comentarios

  1. A mi me pasa lo mismo pero cuando estoy de ruta con la moto, (voy de “paquete “ no conduciendo). Mi mente parece una olla de ideas y pensamientos. No existe móvil hasta que llego al destino .

    Suerte el 20 en Madrid. Que vaya genial.
    Un saludo.

    M. Jo

  2. Pensaba que yo era el único que había caído en la cuenta que mis mejores ideas y las mas inspiradoras habían sido en la ducha!

    Y ahora me alegra saber que no soy el único. Me encanta !!!

    Buena reflexión la de la falta de imputa externos en ese momento Bosco, pero creo que deben haber más factores naturales que facilitan esa conexión tan necesaeia e inspiradora.

    Gracias por compartir tus pensamientos y que vaya muy bien por Madrid el día 20.

    Un fuerte abrazo desde Barcelona.