Días de mi*rda

Hoy no pensaba escribir sobre esto pero ayer fue el Yellow Day, el que se estadísticamente debería ser el día más feliz del año. Y precisamente fue ayer cuando mi amigo Corti publicaba este tweet:

Me recordó, tras hablar con él, a mis “días de mi*rda”.

Una vez al mes tengo un día de mi*rda. Como dice Corti, no es por nada en especial. No es porque haya perdido un contrato importante u otra causa externa concreta. A veces es un cúmulo de pequeñas cosas, pero otras no logro definir la fuente. Simplemente estoy “de bajón”. Me quedo en la cama hasta las tantas o me voy a dar un paseo a solas sin querer hablar con nadie.

A veces creo que los emprendedores funcionamos con un combustible que se asemeja mucho a la fe ciega en uno mismo. Solo así entendería que existan personas que deciden montar una startup o un restaurante cuando el índice de fracaso es mayor al 80%.

Quizás los días de mi*rda son aquellos en los que “se te cala el motor”. Pierdes temporalmente la fe. Dudas. Pierdes el equilibrio. Pánico escénico. ¿Qué mi*rdas estoy haciendo? ¿Estoy construyendo algo grande o son castillos de naipes? Mira ese. Lo ha logrado. Y en menos tiempo. ¿Y si este no es mi camino? ¿Y si me canso? ¿Y si no llego? ¿Y si lo mando todo a la mi*rda y vuelvo a coger la mochila?

O quizás es otra cosa. ¿Sabes lo de «un gran poder conlleva una gran responsabilidad»? Siento que, a escala individual, el poder de la libertad conlleva la responsabilidad de decidir. Cuanto más libre eres, más decisiones puedes tomar. Y más decisiones debes tomar en tu día a día.

No sé si esa es la causa de los días de mi*rda. Si es agotamiento, pérdida de fe u otra razón totalmente distinta. Lo que sí creo conventiente es que se hable de ello, como ha hecho Corti. Como hice la semana pasada hablando de bloqueos mentales o con Pablo Moratinos hablando de momentos de inseguridad.

Normalicemos la vulnerabilidad.

PD1: Publico una newsletter semanal que reciben +4,000 suscriptores con reflexiones como estas y recursos para emprender en remoto. Recíbela tú también cada domingo:
PD2: ¿Te mola? Compártelo ✨